tabues-en-las-organizaciones

El tabú cayó tan hondo que nos vestimos con dos piezas para cortar, para dividir el cuerpo en lo alto y lo bajo. El pantalón cubre la parte baja hasta la cintura y luego la blusa o camiseta la parte alta. No es una túnica como se usaba antes, la túnica es unidad o la desnudez misma. Y no digo que hay que ir desnudo o con túnica, sino que ha habido división en el cuerpo desde lo más visible como es la vestimenta hasta lo más invisible como son las ideas.

El sexo ha sido tabú (y aún hoy lo es aunque en menos grado) porque hemos dejado que otros nos digan mentiras sin saber por nosotros mismos el verdadero origen del sexo y su significado espiritual. La práctica de la inteligencia sexual irá mermando esa visión anti natural sobre los tabúes sexuales.

¿Qué hago con mi deseo sexual si no tengo pareja?

Si un cuerpo está sano, vital, si hace prácticas de yoga, footing, danza, meditación o ejercicio físico aumenta el deseo sexual y el nivel de energía general del cuerpo. Si no tienes pareja el deseo debe crecer igual, porque primeramente tienes que hacer el amor contigo mismo. Tenemos que ser amorosos con nuestra vida, con nuestra energía, con nuestro cuerpo, con nuestros deseos, con nuestra creativdad.

Al trabajar con tu energía sexual a tu favor, dejando que se despierte (en la parte práctica hay técnicas como llevar la energía sexual por todo el cuerpo) comenzarás a generar un magnetismo que se desprende de tu campo energético. Aparte del cuerpo físico hay una capa energética que lo recubre y le da el ánima, el encendido vital. Al tener la sexualidad despierta y canalizada, (que no es lo mismo que solamente despierta), es probable que mucha gente se sienta atraída por tí. Y sobre todo por la energía que emites. En definitiva, la atracción además de ser física es un fenómeno energético, una persona te atrae o te repele muchas veces por su energía vital, por lo que hay en su interior, lo que puedes percibir. Tenemos la facultad de percibir a la gente por su vibración, no sólo por lo que hace o lo que tiene.

Mujer-haciendo-yoga-en-la-playa

Si haces las prácticas que te propongo en esta obra es probable que, (como mucha gente que me escribe), no sólo encontrarás pareja (si es que lo quieres), sino que te sentirás en plenitud y con muchos cambios en varios niveles.

Danza con tu cuerpo desnudo, medita, toca todo tu cuerpo con aceites esenciales, haz yoga, sal a correr, hazte auto masaje, practica técnicas de respiración, realiza el ritual del andrógino, potencia tu energía y cambiale el rumbo a tu mente, ponle la intención para que la vida te envíe a la (o las) persona/s que necesitas para tu evolución. La vida tiene oídos y ojos…y escucha tu pedido.

¿Puede nacer el amor del sexo?

Algunas personas creen que primero debe venir el amor y luego el sexo. Otra de las ideas infernales por parte de las religiones es que no tienes que tener sexo hasta después del casamiento. Imagínate…que un deportista que nunca hizo prácticas atléticas ni entrenamientos desde que nació hasta digamos los 30 ó 35 años y luego le dices: “Han llegado las Olimpíadas. Ve a jugar, gana y compite con excelente nivel” ¡Imposible! No podemos pedirle a alguien que nunca se ha entrenado físicamente que gane un torneo de tenís o una competición deportiva. De la misma forma, no podemos ser dioses del amor si no hemos practicado con nadie durante los años que lleve casarte. Ahora quizá te rías y casi nadie hace caso a esta locura, pero antes si en la tradición musulmana, cristiana, hindú o incluso los gitanos no veían que la mujer era virgen la noche de bodas…¡se armaba un revuelo tremendo! Esa costumbre era perjudicial para la salud.

Desde mi visión tántrica es exactamente al revés. Si tú quieres encender un fuego, primero verás chispas, luego las llamas. El sexo son chispas energéticas que pueden generar el fuego del amor. Pueden crear llamas o quedarse sólo en chispas. Si, sabiamente, usamos esas chispas con técnicas crecerán más y más para crear el amor. El amor no es otra cosa que energía elevada, que la conciencia expandida, que la clara visión de las cosas. Ves la vida en colores porque ha detonado la bomba divina que llevas dentro. Mientras no hay amor no hay explosión de energía, creatividad, imaginación, intuición y conciencia despierta. Sólo cuando estamos enamorados de nosotros mismos primero y luego de otra persona o de varias, allí es cuando estamos realmente vivos. Antes de eso sólo estamos medio vivos, como una semilla con potencial pero sin germinar.

El amor le da música al silencio, le da alas a la mente, le da raíces a nuestro árbol existencial. El amor es la consecuencia del sexo elevado. Hablo del amor de pareja porque para el amor filial y universal no es necesario el sexo.

1454605_10200873358585244_1560429866_n

El sexo puede ser el trampolín para sentir que viajamos desde el primer chakra, en la zona sexual hacia el cuarto en el centro del pecho, allí se despierta el amor. Por eso Jesús señala con una mano el Sagrado Corazón, la zona donde reside la energía amorosa y luego se distribuye hacia afuera como el sol y su calor.

Es posible que primero haya sexo, luego nace el amor a través de la intimidad, la ternura, las risas, la compenetración energética, el juego, la complicidad, el compañerismo, la confianza, la entrega, las vivencias…surge aquello puro que llamamos amor. Y nace de la atracción de los cuerpos y la afinidad de las almas.

También pueden utilizar tanto los hombres como las mujeres el multivitaminico natural que yo llamo ¨ La Bomba Sexual ¨ para mejorar el rendimiento, si haces todos estos pasos serás imparable.

Para más información contáctame si quieres que te ayude sobre cursos o para conseguir el vitamínico “la bomba sexual” tanto para mujeres como para hombres a guillermoferrara09@yahoo.com y te orientaré.