La búsqueda de la inmortalidad

206148_346142812136492_952869492_n

“El hombre es un ser mortal que participa en la vida mediante “Eros”, aspirando a conservarla y atribuirle dimensiones de inmortalidad. Eso es pues lo que el eros antiguo, en griego, significaba: el anhelo por la inmortalidad” Sofía Souli (Vida erótica de los griegos antiguos)

En todas las culturas, incluso hoy a través de la clonación y la prolongación de la vida con la medicina y la estética, se busca la inmortalidad. Desde los Egipcios a culturas de India todo el globo acunó esta idea. Se dice que Walt Disney, el célebre creador de dibujos animados (muchos de ellos con mensajes subliminales ya que Disney era Masón), está congelado esperando que la ciencia invente cómo volver a la vida los cuerpos. Y no gires la cabeza de lado en señal de incredulidad por que “La bella durmiente” se refiere a lo que en Oriente se llama Kundalini, a la energía sexual dormida en el primer chakra. Cuando esta energía se despierta asciende por los centros potenciando al ser humano y expandiendo su conciencia hasta sentir que la divinidad está dentro suyo. “Los siete enanitos”, son los siete chakras o centros de poder del ser humano.

Kundalini-Yoga

De esta forma en el inconsciente colectivo de los niños entra el mensaje de forma simbólica de enseñanza como aprendían los antiguos. El símbolo es a veces más directo y más fuerte que la palabra.

Por lo tanto, la búsqueda de nuestra inmortalidad está directamente conectada con todas las culturas. Los griegos decían “Hombre, conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los dioses”. ¿Te suena extraño? ¿Tu mundo gira en tener cosas, en el fútbol, en la estética y en la rutina del trabajo? Pues hay más cosas que las que ven los ojos, hay más caminos que el único camino general de la masa inconsciente que va haciendo lo mismo que los demás día tras día.

206148_346142812136492_952869492_n

Es revolucionario saber que a través del sexo puedes sentir la eternidad de tu alma. ¿Por qué crees si no que las religiones iban a condenarlo tanto? ¿Por qué crees que se ha generado un tabú con esto y no con la comida o la cultura o cualquier otro aspecto de la vida? Porque el sexo es un camino para llegar a la inmortalidad. Y si tu puedes llegar a sentir eso con tu amante, diosa y dios no necesitan intermediarios ni mecanismos de poder y sumisión. Interesante, ¿no? ¿Quiere decir entonces que tenemos dentro la capacidad para ascender de los impulsos instintivos animales a los sentimientos humanos para saltar hacia el mundo de las percepciones divinas? Pero tú puedes decir, yo sólo siento placer y relajación luego. Claro, ese es un nivel puramente animal, que no está mal pero que sólo es el primer escalón. Y la gran mayoría de las personas se queda satisfecha con este escalón sin continuar subiendo. Imagínate que tú siempre pisas día tras días el escalón, ¿no terminaría por desgastarse de tener siempre la misma huella?. Por eso de mil y una maneras han puesto trabas para que no subas más. ¿Y qué pasa si continúas subiendo?

camino-al-sol

Y por eso para poder activar esa llama que es necesaria a la hora del sexo, utilizo lo que yo llamo ¨la bomba sexual¨, un preparado efectivo a base de hierbas naturales de tremendo poder.

Para más información contáctame si quieres que te ayude sobre cursos o para conseguir el vitamínico “la bomba sexual” tanto para mujeres como para hombres a
y te orientaré.